más opciones

Como miembro de futuroscracks podrás crear tu propia página, comentar vídeos, contactar con otros usuarios y acceder a su perfil completo.

Noticias: México

Ver todas las noticias
05-12-2012
Twitter  Facebook

México: Jorge Enríquez, Hiram Mier, Diego Reyes, tres jóvenes promesas en el oro azteca

La victoria de México en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 confirma que el fútbol azteca avanza por el buen camino y tiene el futuro asegurado con hombres como Diego Reyes, Hiram Mier y Jorge Enríquez. Analizamos los nombres que se presentan en el hori

Una absoluta renovación de ideas, cambio de conceptos establecidos y ruptura con la estrategia precedente son, en el mayor de los casos, producto o respuesta ante una situación de caos. Elegir el momento del punto inicial requiere máxima concentración, pero obtener los apoyos necesarios y sentirse defendido por las drásticas decisiones a tomar, es la mayor de las metas. El fútbol también llega a un punto de ?no retorno?, de incapacidad, de choques constante y de límites insuperables conforme a la dinámica elaborada pero nunca es el final, sino un paso previo a una nueva fórmula y a la catarsis en busca de recetas más adaptables a lo deseado. Los objetivos, en muchos casos demasiado altos para la realidad, siempre eran mayores respecto a lo que parecían reflejar sus jugadores año tras año pero incluso aquella selección estancada, siempre tuvo la opción de remar por aguas mansas. 

Alemania decidió destrozar su organigrama deportivo global en 2002 cuando un segundo puesto mundialista les pareció poco premio y el estilo marcado hasta llegar allí, no había sido el más destacable como para asegurarse la supervivencia posterior. España sintió algo similar en los noventa, cuando sus múltiples desastres en fases finales alcanzaron cotas socialmente dolorosas para un país enloquecido con la grandeza de sus clubes y con recorrido para mucho más. Y a esa lista de innovaciones a base de reconstruir la panorámica deportiva desde la base, se unió hace años, con menos poder mediático global pero mucha expectación nacional, México. Un fútbol tradicionalmente poco agraciado en citas determinantes pero con unas exigencias elevadísimas y alejadas de lo que marcaba su historia. 

Hoy, cuando los efectos positivos de esa transformación empiezan a premiarles , la unión entre rentabilidad y requerimiento demostró el porqué de su anterior desajuste. Oro en el Mundial Sub-17 de 2005 (los conocidos como ?Niños Héroes?), bronce en el Mundial Sub-20 de 2011 y nuevamente oro en el Mundial Sub-17 de 2011. También, siendo referente en el Panamericano de Guadalajara 2011, Preolímpico para Londres 2012 y en junio pasado, ganando el torneo francés de Esperanzas de Toulon. Desde ayer, oro más radiante que nunca en Londres 2012 con una mezcla de jugadores que ha participado de una u otra forma en estos títulos o se ha unido a la dinámica positiva para transformar tantos años de penurias y disgustos, en títulos que ya la colocan como una clara potencia futbolística juvenil del planeta. Su primera medalla olímpica, un oro reluciente, tiene tres claros exponentes de esa nueva vitalidad exitosa que se instaló en México en los últimos años y colocó la columna vertebral para los próximos años.

Jorge Enríquez (Chivas Guadalajara): La última Copa América 2011 fue un caos absoluto para México pues presentó un combinado absolutamente improvisado, sin experiencia, con enorme déficit de liderazgo y sin preparación alguna. En esa nómina de desdichados que rompieron todos los registros negativos, se hallaba Jorge Enríquez. Un clásico volante de contención. Un ?5?, aunque dadas sus características defensivas y polifuncionalidad, puede actuar como líbero e incrustarse por delante de los centrales. Poseedor de un recorrido similar al de un atleta de velocidad y una zancada imponente, maneja una portentosa condición física. Fue capitán de la Sub 20 que ganó el campeonato de Concacaf y fue creciendo para olvidar sus momentos grises con la Tri hasta que entró definitivamente en los planes de Luis Fernando Tena para esta cita olímpica donde ha demostrado su potencial. El de Chivas, llamado ?el Chatón?, fue uno de los mejores de la finalísima, mostrando su capacidad para generar ritmo, organización y a la vez destrucción. Nunca se arrugó, es contundente y se convierte en una muralla entre la medular y la defensa. Será el sustituto de Torrado en la Tri y ahora, a sus 21 años, gran mediocentro de futuro en la selección.

Diego Reyes (América): Al término de la final olímpica, el seleccionador Luis Fernando Tena, dedicó unas palabras de elogio concreto a uno de sus ganadores: 'Es un ejemplo de madurez y fortaleza mental. Viene con una nueva mentalidad y sin complejos?. Se refería a Reyes, uno de los grandes proyectos de futuro del fútbol azteca, pues el zaguero americanista tiene apenas 19 años pero una categoría interminable. Es el más bisoño de la selección mexicana pero el éxito ya le pertenece pues venía de coronarse como líder defensivo con la Sub 20 en la Concacaf (éxito clave de la historia de país de cara a estas generaciones venideras). Bueno al corte, rápido en retroceso, sólido en la marca más complicada de su carrera (tener enfrente a Neymar o Hulk es una prueba evidente), elegancia, clase y claridad de ideas sin ninguna duda en momentos determinantes. Un ejemplo ideal de cómo el engranaje del fútbol azteca empieza a generar grandes perfiles de futbolistas para los campeonatos de mayor potencial mundial.

Hiram Mier (Monterrey): Pero el potencial defensivo de México tiene más exponentes de categoría contrastada para el futuro. Mier, central de Monterrey (obtuvo el título del Apertura 2010 que lo consolidó, así como la Liga de Campeones de CONCACAF 2010-2011 y 2011-2012), ha ganado más títulos en un solo año profesional que muchos de sus internacionales absolutos en décadas. Y pese a que ambién estuvo en la desastrosa Copa América, venía de sumar la Copa de Oro, los Juegos Panamericanos y el torneo de Toulon como capitán. Solvente, técnico, rápido, enorme lectura de situaciones complicadas y de gran confianza en la toma de responsabilidades. ?Ahora viene una importante camada de jóvenes con muchas condiciones y algunos con experiencia que han demostrado capacidad para soñar con cosas gigantes?. Él demostró estar en esa línea y poseer una estrella adherida a títulos. México disfrutará su presencia defensiva durante años.


comentarios